La masía

Can Magí es el resultado de un sueño familiar.

La finca fue construida en el año 1878 y fue inicialmente concebida como una casa de veraneo, aunque también se destinó un espacio a la explotación agrícola de viñedos. En su día, Can Magí fue especialmente reconocido por sus bodegas.

Su propietario, el Dr. Ragull, miembro de la burguesía catalana de Barcelona, encargó la construcción al maestro de obras Calixto Freixa i Pla. El dibujo del proyecto original muestra la voluntad de sintetizar el volumen clásico de la típica masía de la plana del Vallés con la casa de veraneo burguesa. Sin embargo, cuando empezó la construcción, se introdujeron varias modificaciones y el edificio perdió todo el regusto neoclásico inicial, situándose abiertamente en el modernismo, aunque conservando un aire señorial.

En la actualidad, la masía forma parte del Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña, por lo que conserva gran parte de su estructura y estilo original.

Sobre nosotros

Catering Sensacions nació en el año 2010 con el objetivo de hacer felices a todas aquellas personas que quisieran organizar un día especial, ofreciendo un evento de calidad cuidando tanto la preparación como la ejecución del día en sí, con transparencia e integridad.

En el año 2015, nos instalamos en Can Magí con la intención de seguir creciendo y de poderos ofrecer un espacio que nos permitiese acoger todo tipo de eventos. A día de hoy, Can Magí es nuestra segunda casa. Rodeados de un entorno privilegiado, trabajamos a diario en equipo para daros lo mejor de nosotros mismos.

Nuestro equipo cuenta con una larga trayectoria en el sector de los eventos. Hace años que muchos de nosotros nos conocemos, antes incluso de formar este proyecto juntos. El cariño y la confianza que se respira en el día a día de puertas para dentro se traslada a cada evento y se ve reflejado tanto en el valor que damos a las relaciones personales como en el resultado de todos nuestros trabajos.

Cada persona que entra por la puerta de Can Magí, aporta un granito más de arena a nuestra pequeña gran familia.