¿Y si llueve?

¡Pues que llueva! El tiempo no lo podemos controlar, pero la filosofía con la que nos lo tomamos, sí.

¿Y si llueve?

Xavi y Lidia se casaron un 19 de octubre y eligieron tonos otoñales para su decoración. Las flores de Flors Amelia lucían tonos rosados, naranjas y granates. Aquella mañana, el día se había despertado gris, pero de vez en cuando el sol se asomaba para hacer acto de presencia. Ante la duda, el aperitivo se había montado en el Celler, y en el Salón de Cristal las mesas esperaban la llegada de los invitados. Quedaba poco más de una hora para dar comienzo a la ceremonia, y el equipo seguía esperando para tomar la decisión de si llevar o no las sillas a interior. Aunque es cómodo no tomar riesgos, hay ocasiones en las que una mirada supera todo sentido común y mantiene viva la esperanza. Esa fue la mirada que nos dio Lidia cuando le preguntamos qué querían hacer – porque, en estos momentos, la decisión es de todos y, fuese cual fuese, íbamos a defenderla juntos -. “Montamos fuera”. Y así lo hicimos. La ceremonia lucía preciosa en el jardín, y el tiempo parecía estar de nuestro lado. Sin embargo, cinco minutos antes de que tomasen todos sus asientos, empezaron a caer las primeras gotas, y las nubes ya no descansaron. No queríamos que pasara. Pero sabíamos que podía pasar. Todo el equipo salió al jardín para trasladar el montaje al interior de la casa. Sí, son momentos de nervios, desde todos los puntos de vista, pero son nervios que te ponen a prueba. La decisión la habíamos tomado juntos, y nos mantuvimos juntos en todo momento. Lidia y Xavi eran también parte de nuestro equipo. El resultado fue igual de bonito. Quizás, incluso más. Porque la lluvia nos había unido, había dado valor a un nuevo escenario, y nos había regalado una nueva anécdota que con el tiempo nos hace recordar este día con una magia especial.

Fotografías de Arboix Gutiérrez – @arboix

También te puede interesar

Mariona y Jordi: Una preciosa boda de invierno La ventaja de casarse en invierno es que ya sabéis que puede hacer frío, por lo tanto lo mejor que puede pasar es que os llevéis la sorpresa de que llegue el día y el Sol se haya p...
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *