Historia

© FotovideoBCN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Monumento histórico artístico del siglo XIX

Can Magí es el resultado de un sueño familiar.

La finca fue construida en el año 1878 y fue inicialmente concebida como una casa de veraneo, aunque también se destinó un espacio a la explotación agrícola de viñedos.

Su propietario, el Dr. Ragull, miembro de la burguesía catalana de Barcelona, encargó la construcción al maestro de obras Calixto Freixa i Pla.

El dibujo del proyecto original muestra la voluntad de sintetizar el volumen clásico de la típica masía de la plana del Vallés con la casa de veraneo burguesa. Sin embargo, cuando empezó la construcción, se introdujeron varias modificaciones y el edificio perdió todo el regusto neoclásico inicial, situándose abiertamente en el modernismo, aunque conservando un aire señorial.

La alternancia en el uso del ladrillo y la piedra confiere a todo el edificio un singular efecto cromático. La fachada principal está orientada hacia el sur, mirando al Tibidabo, y toda la finca está rodeada por 4.000 m2 de césped y árboles centenarios.

A día de hoy, Can Magí forma parte del Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Catalunya. Fue especialmente reconocido por sus bodegas.


Can Magí, Avenida de Can Magí, 5 Sant Cugat del Vallès