Can Magí

Blog

 

¡A lo venezolano!

La boda de Zoila e Ignacio puede resumirse en una sola palabra: una auténtica “fiesta”.


A pesar de encontrarnos en pleno mes de marzo, nos acompañó un calor de verano. Iniciamos el aperitivo en el jardín para después trasladar a todos los invitados al Salón de Cristal, donde les esperaban 7 buffets y una barra libre que cobró vida desde el momento en que los novios abrieron su baile. La cena y la discoteca se fusionaron a lo largo de 5 horas, donde el mayor protagonismo recayó en Cesar Arellano, el DJ que los novios trajeron específicamente de Miami, el equipo de Suit&Music, y la intervención de los zancudos de Jordi Callau que llenaron la pista de confetti.

Una boda marcada por el compás de la música venezolana y el ritmo de 140 invitados que aguantaron hasta que el día llegó a su final.

Marta Soria