Can Magí

Blog

 

Can Magí en primavera

 

El 8 de abril celebramos en Can Magí una boda especialmente emotiva. Dos piezas fundamentales de nuestro equipo, Josep y Nuria, se daban el “Sí, quiero” frente a la fachada de la masia. Todo el día, de principio a fin, fue organizado por los hijos de Nuria, Guillem y Gerard, acompañados por el equipo de Catering Sensacions. Para los novios, el día de su boda fue una auténtica sorpresa.

Sin dejar indiferente a nadie y siendo fieles a aquello que les define, su llegada fue anunciada por el motor de una Harley, conducida en este caso por Josep, que dejó a la pareja a los pies del jardín, listos para desfilar juntos ante sus invitados. Así es como empieza una boda auténtica y personalizada al detalle.

Al ritmo de una batucada y de las fantásticas voces del equipo de la ilalluna, la ceremonia fue protagonizada por momentos musicales que amenizaron la tarde. Aunque todavía quedaban muchas sorpresas por llegar…

En los jardines de la masía, en un día de primavera especialmente soleado, los invitados pudieron disfrutar de un aperitivo diseñado específicamente para la ocasión. Al fin y al cabo, siendo ambos profesionales del sector, nuestro reto fue regalarles una gastronomía que no hubiesen visto antes.

Aquel día el Salón de Cristal tuvo una energía muy especial, donde las flores fueron las gran protagonistas de la noche. Los invitados incluso tuvieron la oportunidad de llevarse sus propias flores a casa, gracias al “Flower Bar” montado por el equipo de Flors Amelia. Una idea muy fresca y de mucho atractivo visual, que proponemos como alternativa a dejar los detalles de vuestros invitados en la mesa.

La gran sorpresa del día, en primicia para ellos, fue el pre-postre “Caído del cielo”, unos mini cornetos presentados en globos de helio por cada uno de nuestros camareros; globos que permanecieron en las mesas, como un nuevo elemento decorativo que daba todavía más vida al salón.

Cada evento es una oportunidad para mejorar y seguir creciendo. En este caso, el equipo trabajó con especial ilusión y cariño para sorprender a dos grandes profesionales y mejores amigos.

 
Ingrid Ribas